La pupila insomne

Aníbal Marval

Si levantas un brazo, ya es resistencia a la autoridad. Si mueves una pierna, ya es resistencia a la autoridad”. A Laura, que movió una pierna y quizá algún brazo, la desalojaron a la fuerza la madrugada del 12-M de la Puerta del Sol.

“Mis padres se fueron a casa a las diez menos cuarto. Estaban convencidos de que la policía iba a cargar contra nosotros”, cuenta Kike Castelló, portavoz de Democracia Real Ya.

“Había gente rara. Yo sentía que entre los que nos quedamos anoche en Sol había gente rara. Gente que no es de nosotros. Pero a lo mejor estamos conspiranoides. Yo no me sentía protegida cuando nos arrastró la policía”, cuenta Laura.

Ver la entrada original 431 palabras más

Anuncios